Solucionar problemas familiares (terapia familiar)

familia con problemas

También ofrezco apoyo para familias. Las sesiones suelen ser intensivas (entre 2 y 3 horas) y combinan partes en grupo (donde todos los miembros de la familia están presentes) con sesiones individuales, donde cada persona trabaja conmigo de manera personal y confidencial. Este tipo de terapia es muy efectivo, ya que podemos trabajar tanto desde la perspectiva familiar como personal y da la oportunidad a cada miembro de la familia de expresar, aliviar y recibir apoyo y consejo sobre lo que le esta afectando personalmente debido a la situación que se está viviendo. Debido a este apoyo a distintos niveles (individual y familiar) y a la naturaleza intensiva de las sesiones, se consiguen resultados rápidamente.

Estas sesiones son útiles en casos donde hay:

  • Fuertes y/o continuas disputas, relaciones tensas entre algunos de los miembros de la familia
  • Comportamientos de alguno de los miembros que ponen en peligro, incomodan o preocupan al resto de la familia
  • Dificultades de relación entre padres e hijos (los hijos pueden ser menores o no)
  • Relaciones tensas que afectan a un negocio familiar además de a la convivencia,
  • Se esta planteando una separación o un divorcio y hay hijos comunes
  • La pareja esta divorciada o separada pero la relación entre ellos no es buena y afecta al hijo o los hijos.
  • y, en general, cuando no hay una convivencia satisfactoria.

Es importante señalar que en estos casos el termino “familia” se puede aplicar a cualquier grupo de individuos que se relacionan de manera continua y no importa tanto si viven juntos o no, el tipo de parentesco entre ellos o si están relacionados por matrimonio.

Para estos casos, ofrezco una labor de mediador neutral y experto en resolución de conflictos emocionales.

Cada caso es diferente y el formato final de la sesión depende del numero de miembros que acudan a ella pero, en general, todas las sesiones tendrán:

  1. Una primera parte en grupo, para comentar la problemática y situación actual. La duración aproximada de esta parte es entre 30 y 45 minutos.
  2. Inmediatamente después, sesiones individuales con cada uno de los miembros de la familia. Por supuesto, estas sesiones individuales son totalmente confidenciales. Duración aproximada: entre 30 y 45 minutos
  3. En la última parte la familia, con mi ayuda y teniendo en cuenta todo lo de las partes anteriores, toma decisiones sobre su relación y se plantean acciones concretas para el día a día.

Con este método ahondo en los temas principales que constituyen los problemas familiares y no hacen falta varias semanas o meses para poder plantear acciones que cambien la situación familiar.

Y después de la sesión intensiva, ¿tenemos que tener sesiones cada semana?

No. La idea es que en la sesión se descubrirán muchas cosas y se llegarán a muchos compromisos y acuerdos en la familia. Tenéis que vivirlos durante una temporada y ver cómo os sentís con ellos. Después de la sesión decidiremos cuando nos vemos otra vez, si hace falta. Lo normal es que, si hay otra sesión, sea entre 2 y 4 semanas más tarde.

¿Cuánto cuesta la sesión?

Depende del caso y del número de miembros que vengan a la sesión. Lo mejor es que contactes conmigo y te hago una propuesta adecuada para tu familia.

¿Y si queremos una sesión más corta?

No hay problema. Puedo adaptar las sesiones a vuestras necesidades. De hecho, el formato que he descrito seria solo para la primera sesión. Las siguientes sesiones pueden ser más cortas.

Uno de los miembros de la familia no quiere venir a la sesión, ¿qué hacemos?

En la terapia familiar, es mejor si vienen todos los miembros implicados, pero si un miembro no quiere asistir, puede que tenga sentido que el resto de miembros lo haga. Siempre se puede trabajar la situación desde otra perspectiva y esto puede hacer que la situación cambie. No dudes en contactar conmigo y hablar de este tema, si quieres.

¿Qué ventajas tienen estas sesiones respecto a la terapia de familia “convencional”?

Las sesiones de consejería o terapia familiar duran normalmente 45 ó 50 minutos y todos los miembros de la familia implicados están presentes durante toda la sesión con el terapeuta. Además, las sesiones tienen lugar una vez a la semana o cada dos semanas. Las sesiones que yo ofrezco, sin embargo:

  • Dan la oportunidad a cada miembro de la familia a tener un espacio individual, personal y confidencial solo conmigo, para poder hablar de lo que le afecta sin que haya nadie más de la familia delante. Sin interrupciones y sintiéndose libre de decir lo que realmente siente y piensa.
  • La duración de 3 horas hace que se pueda profundizar más que en las terapias familiares con sesiones de menos de una hora, y aliviar la tensión que se esta viviendo de forma mas inmediata. Es decir, se consigue en unas horas lo que en una terapia familiar convencional tardaría semanas. Además, al repartir tiempo con la familia pero también en sesiones individuales, cada miembro tiene un tiempo de descanso (cuando estoy en sesión individual con otro miembro de la familia) y la sesión, aunque larga, no se hace pesada.
  • Ofrecen flexibilidad respecto a la frecuencia de las mismas. No hace falta que nos veamos todas las semanas ni cada dos. Al contrario: salvo casos excepcionales, o bien planificamos la siguiente sesión 3 ó 4 semanas más tarde, o la familia la reserva cuando cree que la necesita. A diferencia de las sesiones familiares convencionales, mas que programar sesiones por calendario, lo haremos según sienta la familia que necesita otra sesión.
(Visited 737 times, 1 visits today)

Empieza a solucionar tu problema ahora

Llámame o contáctame mediante Whatsapp aal 619 03 68 87 Consulta de 30 minutos gratis.

SUBIR